Erbenzähler

Leve convulsión en su brazo derecho.
No se mueve. Es casi imperceptible, pero me doy cuenta por un suave y constante movimiento en la nuca de que va a moverse sobre la silla. Mientras, pero casi a la vez, comienza a mover los dedos a través del asa de la blancamente perfecta taza. La ase y acaricia hasta amarrarla con crueldad y hace un uso grosero de ella.

Abre la boca en la medida justa que le permite besarla. La sostiene sin pestañear. La baja de nuevo en ángulo recto su brazo, dejando que el despegue sea lento e indoloro. No le deja gritar.

Ese viejo rubio de 23 años, con gomina y raya a tres cuartos del cartílago derecho: es un robot.

Comté

El Comté es un queso frances de la región del Franche-Comté.
Amo comer Comté, probablemente porque iba siempre acompañado de conversaciones bellas con Lilli. Ella está en sus fotos, y quizá por como él la ve, o por como ella brilla en sus historias, se para el tiempo en melancolía. Y no hay más que verlos. Los dos son poesía.

Es su manera de vivir; él dice y me abre los ojos hoy: “C’est un univers peuplé de personnes absolument brillantes que de faux objectifs viennent réprimer. Un monde régi par des règles avec lesquelles je n’ai pas voulu jouer” Fabien J. R. Raclet

Untitled-5

Asumir que uno vive raramente, y que ha nacido para contar historias. Asumir que uno está construido de emociones y que hay que dejarlas crecer. Antes de que este mundo nos haga añicos y destruya por completo los ojos de los que saben ver.

Reading is sexy

10540626_864853780203944_4292188868421280373_n¿Cuándo fue la última vez que supiste que era luna llena? Te has perdido la luz entre las nubes. ¿hace cuanto que no te das la vuelta pletórico por ella y te lanzas al vacío de la piel de quien te acompaña esta noche? Entre sábanas que abrazan, mueves los muslos doloridos. ¿Hace cuanto no disfrutas del dolor de haber tenido un sobre esfuerzo físico? y de vuelta a la ventana preparo la ropa para mañana y me veo reflejada. Otra vez la luna. Me pregunto, hace cuanto no me cultivo con letras sabias y toco el papel de un respiro de ciencia. Y me siento gastada. Y me pregunto, ¿Qué he hecho durante este largo tiempo mientras planificaba lo que soy ahora? Tanto esfuerzo para conseguir mi pasión, me ha nublado pasiones.