¡Vuelve pronto! #expatriados

IMG_20141230_161636

Después de dos INCREIBLES semanas en casa, la frase más repetida de los que se quedan a los que nos marchamos es “Tú ya te quedas allí para siempre”.

Esta frase tan fácil de pronunciar, extrangula el estómago. Porque los que estamos fuera queremos como todos vosotros, estar cerca de nuestra familia, amig@s, amores, comer jamón e ir a visitar a los abuelos los fines de semana. Ir a la playa en verano, comer tortilla de patata, ir de pintxopote, hablar en nuestro idioma y entender los prospectos sin sudores frios. Tenemos los cojones de aprender y formarnos fuera, así que se agradece el apoyo moral de nuestros paisanos, y su confianza y ansia porque volvamos algún día.

“Para siempre” es una cicatriz o una enfermedad terminal. Para siempre no es tu piso de protección oficial, ni tu pareja actual, ni el matrimonio, ni la felicidad de tus hijos. Para siempre solo existe mientras se pronuncia. Para siempre será la libertad de elegir algún día, optar por tener una vida mejor y ayudar a los que nos vieron crecer con el esfuerzo que estamos haciendo ahora allí fuera.
Cambiemos: “Tú ya te quedas allí para siempre” por “vuelve pronto! Lo harás y lo sé, y cuando vuelvas te recibiré con los brazos abiertos”

Adictos a salir de la zona de confort

Soñadores, exploradores, activos, raros, locos, ambiciosos…

Así se le puede definir a un adicto. Es el que siempre se apunta a un bombardeo. El que decide un día aficionarse a cocinar cupcakes. El que se pasa el día planeando una aventura. El que no puede echarse la siesta. Al que le apasiona aprender y descubrir cosas nuevas. El que sueña pero disfruta del minuto que tiene delante. El que vive con pasión. Al que le apasiona coleccionar vidas.

¿Quién padece esta adicción?
Son como los lobos. Les encanta estar en manadas aunque les gusta ir a su aire. Suele ser gente solitaria a la vez que muy social. Hay varios tipos de adictos. Te los puedes encontrar haciendo cosas poco comunes como por ejemplo, en un colegio abandonado haciendo fotos, investigando las partículas un sábado por la noche en una biblioteca vacia; o haciendo cosas que van a contracorriente como por ejemplo, aparcando la moto a lado de una playa Belga después de un recorrido lluvioso desde Escocia, o cruzando europa en caballo para encontrar trabajo en Holanda.

Para encontrarlos, tienes que ser como ellos. Porque son camaleónicos, corretean y se mueven siempre de diferentes maneras. Por eso no los verás nunca yendo a trabajar por el mismo camino, ni en el mismo tren. Puede que un día por que sí decidan ir en coche, o en bus, o incluso corriendo.

¿Por que hay gente que padece esta adicción?
No lo sé. Pero lo que si está claro es que la gente que es curiosa y apasionada sobre un tema se ha criado en una atmósfera en la que se le ha permitido ser curioso. Puede darse el caso de gente adicta que no haya tenido los medios para viajar, pero sin embargo se le haya brindado la oportunidad de confiar en sí mismo y de darle la libertad de elegir.

Esto hace que la persona se sienta increiblemente libre. Va volando por su vida. La libertad es muy complicada de gestionar, todos necesitamos tener un par de cadenas para vivir en una sociedad dirigida. Sin embargo, cuando se nos da esta libertad, desde pequeñitos aprendemos a vivir con ella y la libertad que en su momento puede ser agobiante, acaba desarrollando un ansia de crecimiento y exploración continuo.

Es una actitud de vida
Con esto de la crisis se acaba atribuyendo la palabra “zona de confort” a emigrar. Algunos no emigran ni por la crisis, ni por amor. Emigran por que se lo pide el cuerpo.

Pero no necesariamente hay que viajar o cambiar de país para salir de la zona de confort. En realidad, “ser adicto a salir de la zona de confort” es una actitud de vida. Vivir en una ciudad diferente supone estar fuera de tus elementos por lo tanto te expones continuamente a información nueva. A los adictos esto les apasiona. Sin embargo, también se puede salir de la zona de confort estando en la misma ciudad toda la vida. En el momento en el que decides cambiar el sabor de los yogures, quedar con gente nueva, o cambiar de hábitos, ya eres adicto a salir de la zona de confort. Los adictos por lo tanto son gente que explora, que cambia, que vive, que se reinventa.

Miedo, palabra de 5 letras
La información que se facilita para los que no se atreven a salir de la zona de confort en la que se habla de “cómo dar el salto” lo tenemos más que aprendido. De hecho, en el momento en el que somos conscientes de que queremos hacer un cambio, se nos ensancha el alma. Nos atrevemos a todo. En la planificación del salto no nos asusta nada. Decimos a todo que ¡sí!. Y el salto, es el climax.

¿Qué pasa allí adentro mientras estoy aquí afuera?
Cómo he dicho antes, la facilidad a volar puede darse a una fuerte conexión con la zona de confort principal. Construimos unos cimientos muy fuertes que nos permite volar felizmente. (No hay que confundirse con los que salen de su zona de confort para quedarse en otra, ya que estos en vez de explorar, huyen)

Cuando nos movemos a una territorio de aprendizaje, las cosas pequeñas se vuelven complejas y esto se convierte en pequeños retos que superar cada día. En el momento que se aprende, la zona de aprendizaje se convierte en otra zona de confort, y seguramente un adicto ya esté planeando la manera de salir de ella. Esto no significa que nuestro nucleo, (zona de confort 1) se haya extinguido. Al contrario, las zonas de confort se abren y crecen por si solas. Es decir, la zona de confort principal se hará más grande, se expandirá. Aparecerá gente nueva, nuevos espacios y nuevos acontecimientos que harán que tu zona de confort principal sea incluso mejor de lo que ya era. Por lo tanto, en ningún momento se abandona.

¿Algún día me cansaré de explorar?
Los adictos escasean, y esto hace que a veces se sientan solos. A veces les entran dudas. Temen que nunca se les vaya a acabar esta adicción a explorar. Pero en realidad hay más adictos de lo que nos creemos, algunos todavía no saben que lo son. La adicción a explorar no se acaba, pero se transforma, pasa por diferentes fases de intensidad según el estado. Cada momento nos pide una cosa u otra, y la adicción irá variando de intensidad con el tiempo.

(19.02.14 Aunque en realidad lo mejor es aceptarlo: No sabemos vivir de otra manera)

Aclaradas estas dudas aquí se pueden encontrar algunos adictos.

A lo loco se vive mejor

Firmado: Una adicta

Autocandidatura

Para que aquí conste documentado: Beca Global Training de Kutxabank.

Estoy en Alemania disfrutando de una beca que ofrece Kutxabank para hacer prácticas en el extranjero. Las bases salieron en junio del 2012, los destinos son muy variados y cubre los gastos para vivir dignamente en el país asignado. Supongo que en junio del 2013 saldrá la siguiente convocatoria si la crisis lo permite. Ellos se encargan de buscar la empresa según el perfil del becario. Pero nadie mejor que uno mismo sabe en qué tipo de empresa y puesto encaja, por lo que en mi caso, una vez me asignaron la beca, decidí por mi propio pié hablar con mis “empresas-objetivo”.

El proceso es sencillo, simplemente hace falta confianza, pasión y perseverancia.

1.- Haz una lista de las empresas de tus sueños. Siempre he pensado que para trabajar en empresas como Google, no hace falta ser el mejor, sino visualizarse en ellas. Las cosas no las hacen los ángeles, nadie es perfecto y nadie es el mejor. Pero si tú te crees con el entusiasmo y la sana ambición de trabajar allí, eres apto.

2.- Busca contactos:  A veces es complicado contactar con ellos, ya que son empresas muy grandes. Conseguir un contacto en el departamente respectivo es tarea complicada. Linkedin y Google son buenas herramientas.

3.- Explicación clara y sencilla: Una vez conseguido el email o contacto, es tan sencillo como exponerles el asunto, mostrando tú interés, tu pasión, y la posibilidad de trabajar sin costo ni esfuerzo alguno para ellos, ya que el Gobierno se encarga de pagarnos.

4.- Tener paciencia y no rendirse: Hay que asimilar que se recibirán muchísimas contestaciones en negativo, y muchas otras veces pasarán los días sin recibir respuesta. Es comprensible, puesto que la mayoría está trabajando y con poco tiempo. Entonces, es cuando hay que insistir y ser pesado educadamente.

5.- Videoconferencia: Si muestran interés, seguramente querrán conocerte por Skype. La primera vez siempre es difícil, pero hay que tomarselo con naturalidad ya que va a ser una de muchas tantas. El Skype da para lo que da, y sirve para lo que sirve. El entrevistador querrá saber qué tipo de persona se ofrece para trabajar en su empresa.

6.- Viaje: Si les has gustado, seguramente te inviten a ir a su oficina para hacer una entrevista presencial. Que no cunda el pánico, es la mejor manera de que vean que tienes interés. Normalmente suelen pagar los aviones y hoteles, pero si no lo hacen, en mi opinión, es un mal menor. Puedes sentirte afortunado si una empresa de ese nivel te invita a que te conozcan. Yo no tuve ninguna duda en invertir mis ahorros en estos viajes. (Nota del 19.02.2015: Aquí se juega a partes iguales. No hay que dejarse vacilar. Esto es como una pareja, o ponen los dos de su parte o la cosa no va a funcionar).

Y así, tras un verano de emails, Skype y viajes conseguí disfrutar la beca en la empresa que a mi me gusta, donde trabajan conceptos especializados que difícilmente podría poner en práctica de otra manera.

Así que ánimo, hasta el infinito y lo que haga falta.

Lalalarte

No creo en los almacenes de este narcisismo inventado.
Me hacen sentirme sola y muerta. Todos lo admiran y no saben por qué. Algo les obliga a hacerlo. Y en la puerta de atrás y en oferta multiplicada, nadie le ha querido: Tschichold, me mira y se ríe a carcajadas. Y me dice:

“Ya te dije que las palabras se las lleva el viento, que solo lo escrito perdura”.

Lo siento Jan, pero esta vez te equivocas. Los humanos ya no sabemos leer.

Contra el diseño y los diseñadores

Las letras no son sólo forma. El diseño no es sólo estética.
Es cultura, es historia, es comunicación, es necesidad, es legibilidad, es pregnancia, es perfección, es poesía, es leer, es entender, es descubrir, es escuchar, es análisis, es estudio, es medida, es arquitectura, es aritmética, es antropometría, es el «principio de la palabra», es imagen, es religión, es filosofía, es técnica, es disciplina, es proyecto, es mecánica, es forma, es sonstenible, es consecuente, es dimensión, es infinita y es fascinante.

El diseño no es, ordenador, no es illustrator, no es photoshop, no es colorines, no es ratón, ni es tableta gráfica, no es mac, no es estética, no es bonito, ni guay, ni cool, no es gusto, ni efectos, ni degradados, ni tocar las tangentes de una Garamond, no es inutil, ni es ilegible, ni es publicidad, ni Arte, ni hacer por hacer, ni juego formal. Eso a lo que hoy se llama diseño… no es Diseño.

Puede que haya muerto, como lo hizo el Arte. Ya solo nos queda la autocomplacencia y la explotación comercial.

Para hacer diseño, hay que leer, leer mucho. 2

1 Jean Gimpel, Contra el Arte y los artistas

2 Como decía una y otra vez Claude Mediavilla en el congreso de tipografía, valencia 2010

*Imagen de Claude Mediavilla /gracias por tu enriquecedora conferencia, de esas que escasean en el gremio, crítico, apasionado y honesto/

Cosas en NYC

 

Aquí se muestra una colección de lugares a visitar relacionados con la tipografía en la ciudad de Nueva York, libros, antigüedades u objetos innecesarios con formas de letras que nos encantan.

  1. Tienda de sellos, con una valda enorme llena de capitulares. Un grata experiencia para cualquier amante de las letras, estampación o de la ilustración. En The Ink Pad 37 Seventh Avenue 13th street
  2. Exposición abierta al público en la Biblioteca Pública de Nueva York, 5Av 41st donde se pueden ver joyas como la Biblia de 42 lineas de Gutenberg, La divina Comedia de Dante, o Civitate Dei de San Agustín entre otras muchas maravillas en papel, vitela, pergamino y papiro.In the New York City Public Library, there is currently an exposition where you can find works like a Gutembergs Bible, San Agustins De Civitate Dei, Dantes la Divina Comedia, or some other wonders in paper, parchment, vellum or papyrus.
  3. Tienda de antigüedades donde encontrar curiosos rótulos gigantes, o letras en bronce abandonadas en un cajón. oldegoodthings.com (hay varias, esta está en la 5east 16th street)
  4. Agradable tienda de ropa donde encontrar infinidad de letras en muchísimos formatos, joyería, decoración para el hogar, o adornos sin ninguna utilidad específica pero que alegran la vida.
    Anthropologie (85 fifth Av)
  5. Espectacular biblioteca de imágenes en la Biblioteca Pública de Nueva York donde se pueden encontrar joyas o valiosa documentación gráfica histórica, además de ilustraciones, grabados, anuncios y vestimenta de la época. No perderse la sección de tipografía, print, callygraphy y advertising.
  6. Tienda para el hogar con productos muy exclusivos, entre ellos, vajillas con letras y caligrafías. «Simple decoración» –pero nos encanta. abc carpet & home 888 broadway
  7. Flea Market; antigüedades los domingos en la 39 street entre la 9 av y 10 av.En uno de ellos, infinidad de sellos traídos de Manchester. Siempre hay nuevos.
  8. Para los adictos a los papeles. Esta tienda es fundamental, Pearl River, «always something new at the store» está en el Soho, 477 Broadway, es una macro tienda china. Estampados y texturas orientales, papeles finos y exclusivos.

Pase, quien quiera

Muy acertada la señalización de un imperio que hace marcas. La necesaria ostentosidad de Nueva York no ha afectado a Interbrand, que pone cara a las empresas sin hablar de ella misma. Todas las paredes de esta ciudad lo hacen, son egocéntricas y un poco elitistas. Pero ella es invisible, debajo del gran edificio habla una serena voz que solo oyes cuando la necesitas. Así debe ser.

Clever and effective the signage of this Empire, who makes brands. The needed ostentation in New York City doesn’t pertain to Interbrand. Indeed, the sign itself is a kind of whisper without talking very much about itself. Companyes and logos abound in Manhattan. On virtually every wall in this city are gocentrism verging on elitism. But she is quiet, reserved, almost invisible. Her sign at the foot of this towering building speaks softly and serenely, so that you only hear her voice when you need to.

Bussines cARdT

This is a jungle, and we are animals.

Dicen que si sobrevives a Nueva York, sobrevives a cualquier cosa. No es tan complicado, cuando eres el soporte de alquien en la que puedes sostenerte. «Esto es un puzzle enorme»—me han explicado— pero todos somos piezas fundamentales.

Y para que conste, allá donde uno vaya, siempre queda una porción de uno mismo en manos de otro alguien, que un día podrá contar con tu ayuda. Y así, poco a poco acabas con los bolsillos llenos de trocitos de lo mejor de cada persona, en un tamaño manejable y algunos que detonan los sentidos. Así es, y esta es mi debilidad, estar en busca de obras de arte en papel, con tintas que casi huelen, letras que emocionan y texturas que mimas con cuidado antes de meterla en cualquier bolsillo del pantalón.

Las tarjetas de visita —bussines card— que de mano en mano pasan, son verdaderas obras de arte, sutiles maravillas, pequeñas raciones de narcisismo que coleccionaré en Planilandia*.

* Edwin A. Abbott PLANILANDIA (De esos libros que te cambian, recomendado por Enric, cómo no)